Notícia del Sector | 04/05/2017

El Grup Parlamentari Confederal de Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea, a iniciativa de la diputada Rosana Pastor, ha presentat recentment a la mesa del Congrés dels Diputats una proposició no de llei sobre la Transició Professional per al sector de les arts escèniques i audiovisuals.

Un pas important a l’hora de continuar construint eines laborals necessàries per als reconeixement professional dels nostres artistes.

Precisament al voltant de la Transició Professional des de l’Associació de Professionals de la Dansa de Catalunya – APdC, impulsem una plataforma (la TAD – Taula de Transició d’Artistes de la Dansa) que continua treballant en aquest àmbit. La missió de la TAD és procurar pels artistes de la dansa en les seves diferents etapes professionals: la formativa, la del desenvolupament professional i sobretot la de transició dels escenaris a una altra feina, professió i modus vivendi.

Teniu més informació sobre la TAD aquí, i podeu seguir les novetats al seu facebook.

Proposició no de llei sobre la Transició Professional per al sector de les arts (PDF 209 KB)

ARTICLE:

Rosana Pastor urgeix “afavorir el reciclatge professional en el sector artístic”

L’EXPOSICIÓ DE MOTIUS NO TÉ DESPERDICI:

En el sector artístico la Transición Profesional es el momento en que un profesional deja los escenarios o los rodajes para tratar de encontrar ubicación en otro ámbito profesional.
Si bien esta realidad podría parecer exclusiva en profesiones físicamente muy exigentes como la danza o el circo, existen estudios, como el realizado sobre género en el sector de las artes escénicas y audiovisuales a nivel europeo, que muestran que en profesiones longevas como la interpretación, las actrices, a partir de los 35-40 años, ven como la edad hace decaer sus oportunidades laborales hasta el punto que algunas de ellas directamente son expulsadas de la industria.

También el estudio socioeconómico de AISGE, revela como un alto porcentaje de intérpretes se ve obligado a compatibilizar su ejercicio artístico profesional con otra ocupación; todo ello indica que la realidad y los retos de la transición profesional afecta a todos los profesionales del sector.

En pocas profesiones se da la circunstancia de que la actividad formativa pueda iniciarse a los 8 años en el Grado Elemental y a los 12 años en el Grado Profesional, accediendo a los Conservatorios Profesionales; o que en el extremo opuesto encontremos, que a la edad de 28, 30 o 35 años (cuando en otras ocupaciones comienza a desplegarse el potencial profesional), una bailarina, un artista de circo o un músico, deba cesar en su actividad para pasar a dedicarse «a otra cosa…».
En ninguna otra profesión, tras nada menos que 10.000 horas de formación intensa y exigente, se obtenga una titulación equivalente a Técnico Medio, que por lo general exigen solo alrededor de las 2.500 horas; estamos hablando de personas que tras duros procesos de selección encuentran trabajo en compañías de Europa, América o Asia. Sin embargo, a la hora de afrontar su Transición Profesional, aun teniendo las habilidades y competencias específicas y transversales, definidas en estándares internacionales como ESCO (Taxonomía Europea de Habilidades Competencias y Ocupaciones), tienen más problemas que sus compañeros de trabajo formados en otros países, por el simple hecho de que, a diferencia de lo que ocurre en Francia, Holanda o Alemania, en España el Perfil Profesional de los artistas escénicos no está definido en el Catálogo Nacional de Cualificaciones y, por tanto, la titulación oficial obtenida no responde a las necesidades de empleabilidad, movilidad y transición profesional que tendrán que afrontar en algún momento de su trayectoria profesional.
La transición profesional tiene que ver con el aprendizaje a lo largo de la vida, con el acceso a formación cualificada para el empleo, con el reconocimiento de las titulaciones profesionales y/o superiores, con la adecuación de los sistemas de apoyo al reciclaje profesional a las especificidades de una profesión dura y exigente.
Nuestros artistas, profesionales reconocidos y valorados internacionalmente, no encuentran llegado el momento, dentro del actual sistema español, las herramientas necesarias que puedan afrontar su transición profesional. Por eso, resulta necesario y urgente favorecer los mecanismos para que el sistema (que sí permite a otras profesiones realizar un reciclaje profesional), se adapte para cubrir las necesidades de este sector.
Por ejemplo, mientras en el campo de los deportistas profesionales, se ha alcanzado un cierto nivel de conciencia social que ha permitido que tras años de dedicación a su práctica deportiva representando a España en competiciones internacionales, reciban apoyo para su reciclaje profesional, en el caso de los artistas y creadores (que desde los escenarios o desde la producción audiovisual, muestran nuestra riqueza cultural y creativa al mundo) dicha conciencia no existe y al final de su carrera pueden caer, sin el apoyo adecuado, en la exclusión social.
Los profesionales del deporte sí tienen perfiles profesionales definidos en el Catálogo Nacional de Cualificaciones, y sus titulaciones profesionales (que comparte con las artísticas la categoría de Enseñanzas de Régimen Especial), sí cubren todos los niveles de esta formación y permiten el acceso, desde las
titulaciones deportivas a formación en otros campos, dentro y fuera del mundo del deporte.
En los países donde existe apoyo a la transición profesional, más del 85
% de los artistas que utilizan estos programas, encuentran trabajo en el primer año, en el campo profesional para el que se formaron.
Contrariamente a lo que se pudiera pensar, las transiciones profesionales más exitosas se producen a ocupaciones no relacionadas con el ámbito artístico. Estamos hablando de personas que se reincorporan al mundo laboral y continúan aportando al sistema de seguridad social, desde ocupaciones con un nivelde ingresos y de cotización adecuados.
La experiencia en nuestro país es que un artista que acude a una oficina de empleo a la búsqueda de trabajo fuera del ámbito artístico, suele recibir ofertas formativas de nivel básico o puestos de trabajo que no requieren titulación, o escasa cualificación.
En países como el nuestro, en los que no existe apoyo a la transición profesional, lo normal es que los artistas acaben en puestos de baja remuneración y cualificación, dados los obstáculos de acceso a la formación que impone la rigidez de nuestro sistema, y la falta de implementación de procesos de reconocimiento de las competencias profesionales para facilitar el acceso a otra formación, que sí está implementado para otras profesiones.
Para afrontar los retos a los que se enfrenta una realidad cambiante, se ha establecido a nivel europeo la estrategia Horizonte 2020, que está presente en los planes de acción de todos los ministerios y direcciones generales. Como todos sabemos, el sector cultural aporta el 3,2% de nuestro PIB, y en el plano internacional España es potencia cultural tanto en Europa como en Iberoamérica, y son los artistas y creadores quienes hacen posible esta realidad. Es esencial que se dote a nuestro sector cultural de herramientas para participar en los objetivos de este Horizonte 2020: promoción del talento, fomento de la empleabilidad y movilidad.

Origen: http://www.dansacat.org/actualitat/1/3040/

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.